Press "Enter" to skip to content

Ser persona, ser ciudadano.

Para hacer valer nuestro poder en la vida política nacional, es interesante descubrir las diferencias entre “personas” y “ciudadanos”. No son lo mismo jurídicamente. Tampoco son lo mismo políticamente, por lo que la forma en que las usamos en nuestra conversación cotidiana puede aclarar o confundir al resto. Y también podría influir en que terminemos diciendo lo contrario de lo que queríamos decir.

Cuando nuestras leyes hablan de “personas” hablan de cualquier habitante del país, pero cuando hablan de «ciudadanos», establece límites constitucionales.

«Los venezolanos y venezolanas que no estén sujetos o sujetas a inhabilitación política ni a interdicción civil, y en las condiciones de edad previstas en esta Constitución, ejercen la ciudadanía; en consecuencia, son titulares de derechos y deberes políticos de acuerdo con esta constitución».

art. 39 CRBV

Así que somos ciudadanos cuando tenemos y disfrutamos derechos y deberes políticos y sus límites son:

  1. La inhabilitación política (art. 24 Código Penal) es una pena que se puede añadir a casos que ameriten privación de libertad, impidiendo el sufragio y el ejercicio de cargos públicos durante la condena.
  2. La interdicción civil (art. 392 Código Civil) se aplica a quienes se juzgue intelectualmente incapaces de velar por sus propios intereses. 
  3. La edad, que varía según se trate del derecho a elegir o al de ser elegidos, dando muchos matices a la vida política.

Por ejemplo, para elegir representantes en todos los niveles del Poder Ejecutivo y del Poder Legislativo, se requiere ser venezolano y mayor de 18 años (art. 64 CRBV), aunque si se trata de elecciones parroquiales, municipales y estadales, pueden participar los extranjeros mayores de 18 años que también tengan más de 10 años de residencia en el país.

Pero para ser elegidos, los candidatos a diputados deben ser mayores de 21 años de edad (art. 188 CRBV), los candidatos a alcaldes (art. 160 CRBV) y gobernadores (art. 174 CRBV) deben ser mayores de 25 años; quien quiera ser presidente de la república (art. 227 CRBV) debe ser mayor de 30 años, haber nacido en Venezuela y no tener otra nacionalidad. Además, los aspirantes a alcaldes, gobernadores y presidente deben ser de estado seglar, o sea que no pueden haber sido ordenados como sacerdotes, pastores o ministros de alguna organización religiosa o Iglesia.

Siempre somos personas pero no siempre somos ciudadanos. No somos ciudadanos desde que nacemos, no lo somos para todo evento si no cumplimos ciertas condiciones y podemos perder el derecho a ejercer la ciudadanía (y recuperarlo), pero en ningún caso perdemos la condición de personas, con los derechos que la Constitución garantiza.

EE.UU. a favor de elecciones presidenciales y parlamentarias libres y justas en Venezuela

Secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo.

9 enero 2020

El secretario de estado de EE.UU., Mike Pompeo, se pronunció a favor de elecciones presidenciales libres y justas en Venezuela.

En un comunicado oficial, Pompeo estableció una serie de condiciones que deben cumplir tanto el gobierno como la oposición, para que sea posible el escenario de una eventual elección presidencial reconocida internacionalmente:

  1. Un nuevo Consejo Nacional Electoral, equilibrado e independiente elegido constitucionalmente a través de la Asamblea Nacional, que disponga de tiempo suficiente para preparar elecciones.
  2. Un nuevo Tribunal Supremo de Justicia, que es la garantía crítica imprescindible para proteger la integridad de las elecciones y el respeto al voto.
  3. Elecciones abiertas a TODOS los partidos y candidatos, esto es:
    1. Restablecer todos los poderes y autoridades de la Asamblea Nacional.
    2. Eliminar inhabilitaciones a personas y partidos, dar protección para que retornen al país los que huyeron y liberar a todos los presos políticos.
  4. Acceso ilimitado a medios/telecomunicaciones /internet y a fuentes de noticias independientes. Tiempo de transmisión equitativo. Impedir que régimen dicte el contenido de medios independientes. Libertad de reunión y de expresión sin represión, represalias o interrupciones. 5. Observación electoral independiente, libre de restricciones indebidas, compuesta por expertos nacionales e internacionales.

EE. UU. y sus aliados se ofrecieron para facilitar el proceso electoral, tanto en el exterior, como en territorio venezolano con apoyo técnico y financiación durante la preparación del evento, enviando observadores electorales independientes para trabajar con el CNE, una vez sus consejeros sean designados, así como el día de la jornada para garantizar la legalidad del proceso.

La información oficial del Departamento de Estado, en inglés, está disponible en Elecciones presidenciales y parlamentarias libres y justas.

error: Contenido de FormaCiudadanos